Elecciones en la UBA: de la mano del radicalismo, el reformismo volvió a ganar y amplió su ventaja

La militancia universitaria es uno de los bastiones del radicalismo y un espacio en el que muchos dan sus primeros pasos en política. Y las últimas elecciones de la Universidad de Buenos Aires (UBA) no fueron la excepción: tras triunfar primero, en la Universidad de La Plata, el reformismo -espacio que lleva adelante la Franja Morada junto con otras agrupaciones- volvió a imponerse en siete de las facultades más grandes de la institución. Se elegían, además de centro de estudiantes, consejeros directivos.

Económicas y Odontología son dos de las facultades con más representación radical: en Económicas, obtuvieron 72,11% de los votos y en Odontología, 96%. Medicina, por su parte, aportó otra gran cantidad de votos: de los 46.600 estudiantes que participaron de la elección, el 74,58% eligió el reformismo. En total, el espacio retuvo la gestión de siete centros de estudiantes que ya conducía y amplió su caudal de votos (Económicas, Medicina, Derecho, Ingeniería, Odontología, Psicología y Arquitectura). La gran perdedora fue La Cámpora que, además de restar votos, también dejó de conducir el centro de estudiantes de Agronomía.

El trabajo de militancia en las universidades es una muestra de uno de los objetivos que buscamos como partido: acceso a la educación de calidad, pública y gratuita para formar cuadros que aporten a la gestión.

Pocos días antes de la elección en la UBA, Franja Morada había sorprendido en la Universidad de La Plata: se quedó con 9 de 17 centros estudiantiles, desbancando a La Cámpora y a La Mella de tres facultades. En Abogacía, conducida por camporistas desde 2018, Franja consiguió el 51% de los votos.