Opinión | 21/11/2018

Como seguir luego de la tragedia del ARA SAN JUAN por Hernán Rossi

 

Resiliencia es la 'capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. En ocasiones, las circunstancias difíciles o los traumas permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento'.

Mientras los familiares de los 43 hombres y una mujer que dejaron su vida en un cañadón submarino a 900 metros de profundidad en los límites entre el mar argentino y el océano Atlántico lloran sus pérdidas, ya se ha desatado la guerra por sacar ventaja de la tragedia, típica actitud de una sociedad que sigue mostrando al mismo tiempo su mejor y peor cara frente a hechos que la sacuden y conmocionan.

Pero parece razonable preguntarse si esta vez la Justicia actuará a tiempo y hasta las últimas consecuencias para determinar responsabilidades, que nos permitan encontrar en la verdad, por más dolorosa que esta sea, razones para cambiar la decadente política de pertrecho de nuestras fuerzas armadas que probablemente se explique más a la luz de la corrupción que de las prioridades del gasto.

La posibilidad de que las causas que acabaron con el ARA San Juan y con la vida de sus tripulantes obedezcan a hechos asociados con la corrupción no resulta impensable en el país en el cual una fábrica militar voló por los aires para encubrir una venta ilegal de armas realizada por el propio Estado.

En tanto el país tiene que recurrir a la asistencia internacional para garantizar la seguridad de los presidentes que nos visitan en ocasión del G20. Esta situación no es, claro, responsabilidad de la actual administración. Más bien es consecuencia de una sucesión de políticas equívocas, sumada a las cíclicas crisis económicas que han azotado al país en las últimas décadas.

La necesidad de proteger nuestros recursos estratégicos hace imprescindible un gran acuerdo que la democracia argentina no puede postergar. Sería importante entonces convocar a los mejores para poner manos a la obra, al tiempo que ponemos a la defensa nacional en la galería de las políticas de Estado que deben quedar al margen de la competencia electoral.

Una nación resiliente que decida que la tragedia del ARA San Juan es la bisagra para dejar atrás la desidia y poner manos a la obra para recuperar la capacidad operativa de nuestras Fuerzas Armadas.

 

El autor es referente UCR, presidente del Instituto Moisés Lebensohn. via INFOBAE 

https://www.infobae.com/opinion/2018/11/20/como-seguir-luego-de-la-tragedia-del-ara-san-juan/

 

 

 

 


Conectando con facebook..