Opinión | 11/07/2017

La Constitución en el barro electoral

Por José María García Arecha, Senador Nacional (MC).

Algunos autoproclamados líderes y candidatos permanentes, influenciados por la pirotecnia y el cotillón, divagan sobre los fueros que la constitución establece para los integrantes del Parlamento Nacional, con la base medular de que su palabra no podrá ser juzgada durante el ejercicio de su mandato. La actual ley permite su juzgamiento y obliga al procedimiento de cualquier denuncia penal que pese sobre alguno de ellos, indagatorias, careos, etc. El hecho de la renuncia masiva a lo que no es propio, me hace dudar en algunos casos que es para lavar actitudes y silencios cómplices que tuvieron ante el latrocinio kichnerista, con cargos desde Jefe de Gabinete para abajo. Los radicales le damos ejemplo e historia de la violación y el desprendimiento de los fueros. Con solo dos ejemplos que los debieran hacer recapacitar; “ La médula” de la inclusión constitucional del fuero, fue la protección de la palabra que es lo que sucedió en 1949 con Ricardo Balbin que efectuaron en forma inmediata su desafuero y expulsión de la Camara de Diputados y trascartón lo detuvieron y lo mandaron a la cárcel común de Olmos, sumando un agravio mas del cual después se arrepintieron. En el otro extremo Eduardo Angeloz, Gobernador de Cordoba, candidato a Presidente de la U.C.R y senador nacional, estando en este cargo sufrió una denuncia en la Justicia Penal, en forma inmediata pidió que se votara su desafuero y licencia en el cargo, prometiendo volver cuando demostrara su inocencia y la causa estuviera terminada, y asi fue.

Respetemos al pueblo, no crean que con un corso de pitos y matracas, hablando ahora, van a salvar su responsabilidad por el silencio vergonzoso de tanto tiempo. La memoria es buena para la salud y la vida republicana
 

 


Conectando con facebook..