Juventud | 16/02/2017

De #ESI estamos hablando

En el año 2006 se sancionó la Ley de Educación Sexual Integral, ley 26.150, con un espíritu progresivo, impulsando el diálogo entre docentes, alumnos y las familias. Esta ley promueve la educación sexual integral a lo largo de todos los espacios educativos, desde el nivel inicial hasta la finalización de la escuela secundaria.

La ley establece que todos los alumnos tienen derecho a recibir educación sexual integral en todos los establecimientos educativos públicos y privados, en todas las jurisdicciones del país.

¿CUAL ES LA SITUACIÓN ACTUAL?

La Ciudad se encuentra en una situación desventajosa debido a que la administración del PRO no hizo ni hace cumplir la obligatoriedad de la capacitación docente sobre esta temática. Con una disminución gradual del presupuesto destinado a los establecimientos educativos públicos a los largo de sus años en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, no hizo más que privatizar la educación. Resulta paradójico que aunque los docentes tengan voluntad para dictar los cursos se vean impedidos de hacerlo porque no cuentan con el material pedagógico indicado, ni con la capacitación adecuada, ni el apoyo suficiente de parte de las autoridades.

La arbitrariedad en la implementación de la ley de educación sexual en las escuelas hoy en día hace que recrudezca la transmisión de enfermedades sexual (ETS), la desigualdad al acceso de anticonceptivos, aumente el número de abortos clandestinos; y que los embarazos adolescentes sean más frecuentes. Hoy en día el 14,6% de los bebés nacidos vivos en Argentina son hijos de madres menores de 20 años y la mayoría de ellas provienen de hogares de bajos recursos económicos.

No podemos quedarnos de brazos cruzados, por eso te damos este folleto para tenerte informado sobre qué es la ESI y porqué es importante. La ESI es una cuestión que atraviesa tanto la salud, como la educación y la lucha por la igualdad género.

Desde la Juventud Radical exigimos un mayor presupuesto destinado a la implementación de la ley de educación sexual integral, un control y monitoreo desde el estado a los establecimientos educativos que deben formar a los docentes y a los alumnos. 

 


Conectando con facebook..