| 28/09/2007

Gil Lavedra destacó que la campaña presidencial del oficialismo incurre en gastos indebidos

El candidato a senador del radicalismo afirmó también que negar la inflación es “estar metido en un frasco de mayonesa”.

El candidato a senador nacional por la UCR Capital, Ricardo Gil Lavedra, consideró hoy que la candidata presidencial Cristina Fernández de Kirchner “está en campaña por el exterior desde hace tiempo utilizando indebidamente plata de todos, lo cual es gravísimo”, cumpliendo una estrategia “armada, maquillada, nada más que con marketing, con fotógrafos y preguntas preparadas. No me parece serio –añadió-, me parece tomarnos el pelo”.

 

En declaraciones que formuló al programa “Del arco poolítico”, de Radio América, el jurista manifestó asimismo que el jefe de gabinete, Alberto Fernández, al negar la existencia de la inflación parece que “está metido en un frasco de mayonesa, como dirían lo chicos”.

 

Al referirse a la campaña de la candidata presidencial del oficialismo, Gil Lavedra comentó que “esto tiene dos ángulos, por un lado el no querer discutir en el propio país que es lo que le ofrece al pueblo en el próximo período y hacerlo en el exterior es una cuestión armada, maquillada, nada más que con marketing, con fotógrafos y preguntas preparadas, esto me parece serio, me parece tomarnos el pelo. Por otro lado que esto lo haga mal utilizando la plata de todos porque no puede utilizar fondos públicos para esto. Me parece gravísimo”, dijo.

 

“Tendríamos que reflexionar si queremos verdaderamente ser un país sensato, un país serio” y no un país “con el índice que tenemos de percepción de corrupción en este momento, que tiene que ver cuando un país no es percibido con una buena institucionalidad democrática”.

 

Gil Lavedra amplió también su criterio de que el actual es un “gobierno chanta” al señalar que tiene “ausencia de gestión, que utiliza en profusión las declaraciones publicas pero que carece de contenido”, que “no tiene políticas”.

 

Detalló entonces que el gobierno “no tiene políticas claras contra la inflación; su única política es mandar un funcionario con pinta de matón para apretar a los empresarios para que no suban los precios y los precios suben” para luego “mentir, tergiversar los índices del INDEC en esa situación escandalosa que le está causando un daño terrible al país”.

 

También dijo que “no tiene política en materia de energía. Negó durante años que hubiera crisis energética y un país que crecía al ritmo acelerado de la Argentina necesariamente necesitaba expandir su oferta de energía y estamos ahora dependiendo de las condiciones meteorológica y verdaderamente con un condicionante muy grave para el desarrollo”.

 

El candidato radical manifestó que con la inflación “tenemos un problema. Los economistas dicen que este problema es superable, pero para poder superarlo tenemos que tener alguna política y está muy claro que la política del Gobierno fracasó. La política de la apretada, de la amenaza, de la coacción y del fraude no sirve porque los precios siguen subiendo”.

 

Gil Lavedra reclamó entonces “hacer algo diferente, lo que no quiere decir que Argentina esté en este momento al borde de un estallido pero hay que tomar medidas y para poder tomar medidas hay que hablar del problema cómo es, no ocultarlo”.

 

“Esto hay que tomarlo con seriedad, porque afecta a toda la población pero sobre todo a los más pobres. Cada punto que hay en materia de inflación lo sufren los más pobres, que tampoco sabemos ahora cuántos son, porque también el INDEC miente respecto de esto. Por eso la necesidad de que las próximas autoridades, cualquiera sean, sepan como enfrentar el problema, es algo decisivo respecto al resultado electoral”, dijo Gil Lavedra..

 

Acerca de la cuestión de la transferencia de la Policía a la Ciudad, Gil Lavedra opinó que “debe transferirse el dinero porque esto lo establece el propio texto constitucional, en cuanto que cualquier transferencia de funciones tiene que estar acompañada necesariamente con la transferencia de partidas correspondiente porque son partidas que deja de utilizar la Nación, en consecuencia esto debe deducirse de la coparticipación primaria de la Nación”.

 

El candidato radical dijo que “la Nación y la Ciudad de Buenos Aires tienen que hacer una negociación global porque no es solamente la policía y la justicia, hay mucho aspectos que están involucrados que tiene que ver con cuestiones económicas”.

 

En ese sentido mencionó “el tema del puerto, que tiene también su caja; el tema del juego, que tiene unas ganancias enormes y en el cual la Ciudad recibe migajas cuando es algo típicamente local. Está también la cuestión atinente al control del transporte, es decir, es necesario que la Nación y la Ciudad de Buenos Aires puedan establecer una negociación global tendiente a que la Ciudad tenga la autonomía que le corresponde”.

 

“No veo porque los porteños tengamos que ser unos disminuidos que no podemos cuidarnos solos; no podemos tener nuestros propios jueces y no podemos disfrutar tampoco de otras ganancias que recibe la Nación”, planteó.

 

En otro orden de cosas, Gil Lavedra señaló también que “en materia de gravedad de las leyes las tenemos por demás” por ejemplo en “la eficiencia en la persecución penal. Uno necesita tres cosas: tener obviamente buenas leyes, pero tener una buena policía y una buena justicia y me parece que en el aspecto de la persecución, de la actuación policial y en la actuación de los jueces nos queda mucho por hacer”.

 


Conectando con facebook..