Los candidatos a senador y diputada nacionales por la UCR porteña, Ricardo Gil Lavedra y Silvana Giudici, lanzaron su campaña con un locro en el barrio de La Boca.

El encuentro, realizado este último viernes por la noche en el Club Bohemios de La Boca (Necochea al 900), congregó a cerca de 300 militantes, como así también al nuevo presidente de la UCR porteña, Carlos Mas Vélez -uno de los oradores de la noche, junto a Giudici y Gil Lavedra-, y al flamante presidente de la Juventud Radical de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Fernández, que fue proclamado ese mismo viernes en un plenario celebrado en el Comité Capital.

Con Marcha Radical incluida, el acto tuvo todos los condimentos de un lanzamiento, aunque sus organizadores hayan preferido no denominarlo así. Es que aún se espera el cierre definitivo de las listas que encabezará la fórmula Roberto Lavagna - Gerardo Morales, a la que adhiere la UCR oficial.

La anfitriona y actual diputada nacional que busca su reelección, Silvana Giudici, fue la primera en hablar: "El modelo de país que propone el radicalismo es el del crecimiento con equidad, muy distinto al de la Argentina de la burbuja kirchnerista, esa realidad paralela que nos construyen de discurso pero que esconde mentiras, valijas voladoras, bolsas de dinero en los baños e indicadores económicos dibujados. Representamos junto a Lavagna la mejor opción para acelerar el cambio".

"Parece que nada pasa, que no hay que dar explicaciones -continuó la ex funcionaria telermanista-. Que el dinero encontrado en el baño de la ministra de Economía, que los hechos de corrupción en el caso Skanska, que el despilfarro de los fondos públicos de la secretaria Picolotti o que el tráfico de dinero encontrado en las valijas de un avión privado en el que viajaban funcionarios públicos de alto nivel, no merecen ninguna explicación", insistió.

Al referirse a sus aspiraciones por un nuevo mandato, Giudici expresó: "Seguiremos trabajando con la coherencia que nos ha caracterizado, cuando dijimos que nuestro compromiso estaba centrado en la autonomía porteña, su policía, su justicia, su puerto, entre otras, así lo hicimos, y seguiremos profundizando la demanda de los porteños por concretar definitivamente este derecho constitucional".

A su vez, Mas Vélez avanzó en un discurso cargado de "desafíos para comenzar a recuperar la herramienta de transformación social y política que significa el radicalismo para todos los argentinos".

"Estamos decididos a darle otra dinámica a nuestro partido - refirió Mas Vélez,- y para ello contamos con los mejores hombres y mujeres, y nuestra primera meta se presenta este 28 de octubre, para el que trabajaremos sin descanso en función de que la gente conozca nuestras propuestas y nuestros candidatos y nos considere nuevamente".

Por su parte, Gil Lavedra dedicó también su espacio para criticar al kirchnerismo.- "Pretenden con absoluta liviandad que la gente se trague los sapos de que nada aumenta, y deciden en consecuencia ocultar la verdad respecto de la inflación en vez de combatirla con políticas efectivas".

"Este 28 de octubre con el triunfo comenzaremos a escribir una nueva historia, la gente valora el rol en defensa de las instituciones, la libertad, los derechos humanos, que ha reivindicado y ejercido el radicalismo a lo largo de su historia, sumado al reclamo y al ejemplo de llevar adelante la acción política con ética en el ejercicio de la función pública, nuestra historia así lo corrobora", remató el candidato a senador.

El también candidato a diputado nacional Flavio Gonzalez y numerosos dirigentes radicales de los distintos barrios de la Ciudad fueron parte del encuentro, que se tiñó de rojo y blanco, pese a ser en La Boca.